Controlar el estrés en las empresas es una obligación legal

 
Velar por la salud de los empleados es una obligación de los empresarios. Así lo establecen la directiva europea 89/391/EEC y la Ley 54/2003 española. “El empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo”, remarca el artículo 14 de una Ley que también destaca que lo hará con la “adopción de cuantas medidas sean necesarias” y contando con la “consulta y participación” de sus empleados.

“La evaluación será actualizada cuando cambien las condiciones de trabajo”, recoge la ley española. Esta afirmación ha cobrado importancia en los últimos años vistos los cambios introducidos por la crisis en el modelo económico y laboral del país.

El problema es grave en España. Según un estudio de 2013 de la Comisión e Ipsos, la mitad de los españoles (49%) dice que es habitual sufrir estrés en sus puestos de trabajo. Este porcentaje está en línea con la media europea (51%). Sin embargo, el compromiso para hacerle frente de las empresas de este país es peor que en el resto del continente: sólo un 29% cree que el estrés se controla bien en su lugar de trabajo frente al 56% de toda Europa. “De hecho, España tiene la proporción más baja de los 31 países encuestados que dicen que el estrés está bien o muy bien controlado“, critica Bruselas.

La agencia europea advierte de que los riesgos psicosociales, como el agotamiento y la depresión, derivan de una gestión mala de la plantilla. “Los trabajadores sienten estrés cuando las exigencias de su trabajo son mayores que su capacidad para hacerles frente”, indice el organismo tras advertir de que no se debe confundir el estar desbordado con hacer frente a una “situación desafiante” en la que se cuenta con los medios suficientes para desempeñar la tarea.

La mala gestión de los riesgos psicosociales pueden provocar, según Bruselas, “problemas de salud mental, agotamiento y mala salud física, especialmente enfermedades cardiovasculares y trastornos musculoesqueléticos”.
 
Para motivar a las empresas a combatir este problema, la Comisión Europea ha lanzado la campaña Trabajos saludables 2014-2015: ‘Gestionemos el estrés’. Este año incluso premiarán con los ‘galardones europeos a las buenas prácticas‘ a aquellas empresas que muestren el compromiso más firme “en la gestión exitosa de los riesgos psicosociales”.

Extractos del artículo de El Mundo:  http://www.elmundo.es/economia/2014/08/26/53f72c31ca4741af568b4579.html?a=00de408a61eb11720916df3894cff2ab&t=1409044537

A lo mejor también te interesa