Para poder acceder a la sabiduría que surge al “ver” lo que percibimos en el momento presente, con curiosidad y una actitud abierta, en lugar de dejarnos arrastrar por las presiones de la vida diaria.

Así nos beneficia para:

  • Comprender y reducir el estrés y la ansiedad
  • Gestionar más eficazmente los pensamientos, las emociones y el dolor para tener una mayor resistencia emocional y psicológica.
  • Cultivar profundos estados de relajación.
  • Aprender a “responder” en lugar de “reaccionar” ante los problemas.
  • Vivir desde el presente, con mayor plenitud y bienestar