El trabajo del Center for Mindfulness desde 1979, ha demostrado de forma consistente, fiable y reproducible, la reducción significativa y clínicamente relevante de los síntomas médicos y psicológicos relacionados con el estrés.

Dos décadas de investigación con personas que han seguido este programa demuestran:

Reducción de los niveles de dolor y mayor habilidad para manejar el dolor crónico.

Disminución de la ansiedad, depresión y de la tendencia a somatizar.

Mejora de la capacidad de gestionar el estrés.Mayor habilidad para la relajación.

Más energía y entusiasmo por la vida.

Mayor autoestima.

A la hora de medir los efectos de un entrenamiento mindfulness en el cerebro, la palabra clave es neuroplasticidad: la capacidad del cerebro de moldearse según la experiencia vivida.

Los estudios que demuestran que después del Programa de 8 semanas el cerebro cambia, son fundamentales a la hora de demostrar la efectividad del entrenamiento con mindfulness y la razón por la cual este Programa es muy respetado entre la comunidad científica.

Ejemplo: Psychiatry Res. 2011 Jan 30; 191(1):36-43. Epub 2010 Nov 10 Hölzel BK, Carmody J, Vangel M, Congleton C, Yerramsetti SM, Gard T, Lazar SW.

Las  imágenes a continuación muestran un aumento claro de la densidad de zonas del cerebro como el hipocampo, implicado en el aprendizaje y la memoria, y en otras estructuras cerebrales asociadas con la percepción de uno mismo, la compasión y la introspección.

Así mismo, se registró una disminución de la materia gris en la amígdala, área del cerebro conectada con la ansiedad y el estrés.

lefthipocampus lefthipocampus


Es decir, el entrenamiento mindfulness puede cambiar el cerebro y potenciar áreas que nos hagan más fuertes en los momentos difíciles (resiliencia) y nos ayudan a regular las emociones; en definitiva a ser más felices.

Algunos recursos sobre investigación en mindfulness:

Asociación Española de Mindfulness

Center for Mindfulness, Universidad de Massachusetts

American Mindfulness Research Association