Prácticas para tiempos difíciles

Reflexión de James Baraz sobre la práctica que ofrecerá el domingo 4 de febrero a través de Insight World.

“Estamos en una carrera entre en el miedo y la conciencia. Vivimos tiempo extraños, como nunca he visto en mi vida. Nunca antes, en mi país o en otros países desarrollados, las fuerzas de la avaricia, odio o ignorancia han disfrutado de una plataforma populista que instila miedo y separación en la sociedad, poniendo en peligro nuestra civilización. Nunca antes este planeta se ha visto frente a la aniquilación y autodestrucción debido a la visión limitada y la ignorancia de la humanidad.

Al mismo tiempo, nunca antes se ha visto tanto interés y compromiso por hacer de este mundo un lugar mejor. En su libro Blessed Unrest de Paul Hawken, se estima que existen entre uno y dos millones de organizaciones no gubernamentales y grupos dedicados a hacer de este mundo un lugar mejor. Como dice mi amigo Bob Dopplet, una voz líder en la crisis climática: “El Dharma tiene la llave para dar la vuelta a esta situación”.

En estos tiempos estamos llamados a aportar al mundo toda la conciencia, amor y actos hábiles como podamos. ¿Cómo podemos utilizar nuestra práctica para estar bien, positivos y motivados, con el corazón abierto, como embajadores de la alegría? Podemos utilizar las prácticas budistas no para ayudarnos a nosotros mismos en estos momentos difíciles, sino para ofrecer la energía y la presencia que pueda favorecer el despertar de todo lo bueno que existe dentro y alrededor de nosotros. Esa bondad despierta y esa actitud de cuidado es la energía perfecta para llegar a hacer un cambio positivo en el mundo”.

A lo mejor también te interesa